LA PROFESIÓN

LA PROFESIÓN

  1. INTRODUCCIÓN

EL DISEÑADOR DE INTERIORES es una persona física con preparación legal suficiente y debidamente colegiado, que ejerce su actividad profesional, especializada y cualificada mediante formación académica de nivel superior, regulada en España con carácter técnico facultativo e independiente y que posee capacidades para identificar, investigar, concebir, proyectar y dirigir técnica y artísticamente, espacios interiores que hagan posible la vida, el trabajo, el descanso y las relaciones humanas, es decir, espacios para estar, trabajar, convivir y viajar.

Su función social específica se basa en solucionar idóneamente los espacios del entorno habitable del hombre, diseñando la arquitectura interior de la edificación y exteriores, aplicando normas y reglamentos en relación a la salubridad, el control medio ambiental, el ahorro energético, la seguridad, la protección y la accesibilidad para personas de movilidad reducida, así como, velar por la calidad de su ejecución, en pro de la calidad de vida de los ciudadanos.

- El Interiorismo se mueve en espacios tan variados como los que proponen las necesidades de las actividades sociales. Todas las actividades humanas están rodeadas de ritos, protocolo, representatividad, teatralidad, liturgia, simbolismo, interpretación, estatus, como parte de su lenguaje.

El Interiorista les confiere contenidos apropiados para cada actividad y estas se desarrollan tanto en exteriores como en interiores. El ropaje que demanda todas esas situaciones no lo pueden ofrecer otros técnicos más que el Interiorista, porque su especificidad es esa.

-Da respuestas funcionales y creativas a los espacios públicos y privados donde se realizan esas actividades, como: organismos oficiales, docentes, sanitarios, deportivos, espectáculos, centros de ocio, comerciales, lúdicos, expositivos, centros de congresos, feriales, residenciales, pequeños y medianos comercios, oficinas y despachos, hostelería, hospedería…

-Tiene su actividad en el mundo de la construcción, porque esta transcurren en un terreno que complementa ala Edificación, dando cobertura a servicios y prestaciones que fijan y determinan finalmente el uso por el que se ha construido el espacio sea dentro de un Edificio o no.

-Tiene mucho trabajo en un futuro cercano. El mundo de la construcción, que es termómetro de la economía de España, no se determina solo por la inversión que se realice en la creación de nuevos edificios, hay que añadir la que se hace sobre las rehabilitaciones, puesta en marcha o renovaciones de entidades de prestación de servicio públicos y privados. Y esta inversión es muy significativa y lo será más, cuando se hayan cubierto las demandas de nuevos edificios o escasee el suelo urbanizable, ya que se deberá seguir conservando los existentes, rehabilitándolos.

Es evidente el gran trabajo a realizar de obra que generará, no considerada Edificación, sino “obra menor, de sencillez constructiva, poca entidad arquitectónica, que no altera la estructura del edificio, ni su volumetría, ni cambian los usos característicos del mismo”, como especificaLa Leydela Edificacióny las atribuciones de los Técnicos del Interiorismo; es decir de los Decoradores / Diseñadores de Interiores.

-En términos de competencias técnicas, el territorio queda concretado en las atribuciones que le confiere el Real Decreto 902/1.977, del 1 de abril de 1.977        con tres delimitaciones que lo definen claramente:

  • Que no afecte a elementos estructurales alguno.
  • Que no cambie la configuración de la obra principal.
  • Y que no modifique las instalaciones generales del edificio donde se actúe.

Pero no es cierto que eso suponga limitaciones en el ejercicio de su profesión, sino concreción de sus responsabilidades, tanto en cuanto su actividad se realice sobre un espacio interior, cuestión que no siempre es así como hemos dicho anteriormente.

Por tanto el Diseñador de Interiores es una persona física con preparación legal suficiente y debidamente colegiado, que ejerce su actividad profesional, especializada y cualificada mediante formación académica de nivel superior, regulada en España con carácter técnico facultativo e independiente y que posee capacidades para identificar, investigar, concebir, proyectar y dirigir técnica y artísticamente, espacios interiores que hagan posible la vida, el trabajo, el descanso y las relaciones humanas, es decir, espacios para estar, trabajar, convivir y viajar.

Este profesional desarrolla su actividad inserto, principalmente, dentro del ámbito dela Arquitecturay sector dela Construcción, diseñando específicamente la arquitectura interior dela Edificación, consolidado por la jurisprudencia como Técnico Facultativo independiente en la redacción de Proyectos y Dirección de Obras de Decoración y/o Diseño- Arquitectura de Interiores, en sus modalidades de adaptación y /o reforma entre otras tantas atribuciones.

Su función social específica se basa en solucionar idóneamente los espacios interiores del entorno habitable del hombre, diseñando la arquitectura interior de la edificación, aplicando normas y reglamentos para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, en relación a la salubridad, el control medio ambiental, el ahorro energético, la seguridad, la protección y la accesibilidad para personas de movilidad reducida, así como, velar por la calidad del encargo del trabajo en beneficio del futuro usuario.

Print Friendly