Introducción

Perfil profesional de Diseñador de Interiores: es una persona física con preparación legal suficiente y debidamente colegiado, que ejerce su actividad profesional, especializada y cualificada mediante formación académica de nivel superior, regulada en España con carácter técnico facultativo e independiente y que posee capacidades para identificar, investigar, concebir, proyectar y dirigir técnica y artísticamente, espacios interiores que hagan posible la vida, el trabajo, el descanso y las relaciones humanas, es decir, espacios para estar, trabajar, convivir y viajar.

Su función social específica se basa en solucionar idóneamente los espacios interiores del entorno habitable del hombre, diseñando la arquitectura interior de las edificaciones, aplicando normas y reglamentos para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, en relación a la salubridad, el control medio ambiental, el ahorro energético, la seguridad, la protección y la accesibilidad para personas de movilidad reducida, así como, velar por la calidad del encargo del trabajo en beneficio del futuro usuario.

El Interiorismo se mueve en espacios tan variados como los que proponen las necesidades de las actividades sociales. Todas las actividades humanas están rodeadas de ritos, protocolo, representatividad, teatralidad, liturgia, simbolismo, interpretación, estatus, como parte de su lenguaje.

El Interiorista les confiere contenidos apropiados para cada actividad y estas se desarrollan tanto en exteriores como en interiores.

Da respuestas funcionales y creativas a los espacios públicos y privados, como: organismos oficiales, docentes, sanitarios, deportivos, espectáculos, centros de ocio, comerciales, lúdicos, expositivos, centros de congresos, feriales, residenciales, pequeños y medianos comercios, oficinas y despachos, hostelería, hospedería…

Su actividad se desarrolla, principalmente, dentro del ámbito de la Arquitectura y en el sector de la Construcción, diseñando específicamente la arquitectura interior de las edificaciones, consolidado por la jurisprudencia como Técnico Facultativo independiente en la redacción de Proyectos y Dirección de Obras de Decoración y/o Diseño- Arquitectura de Interiores, en sus modalidades de adaptación y /o reforma entre otras tantas atribuciones.

En términos de competencias técnicas, el territorio queda concretado en las atribuciones que le confiere el Real Decreto 902/1.977, del 1 de abril de 1.977 con tres delimitaciones sobre el espacio interior, que lo definen claramente:

a) Que no afecte a elemento estructural alguno.

b) Que no cambie la configuración de la obra principal.

c) que no modifique las instalaciones generales del edificio donde se actúe.

Sistema laboral:

Por cuenta propia,  como autónomo.

Trabajar por cuenta ajena, como asalariado.

Acceder por oposiciones a cargos de técnicos y profesores de enseñanza reglada como funcionario de la Administración Pública.

Como técnico contratado por la Administración Pública.

Campos de actuación:

Proyectos de Diseño para teatro, cine y televisión; para entidades públicas; para espacios interiores residenciales, viviendas,…; para espacios públicos; para espacios comerciales y de pública concurrencia; para exposiciones y museos; para espacios interiores de los distintos sistemas de transporte; para jardines y espacios públicos; para rehabilitación de espacios históricos; para arquitectura efímera.

Investigador de tendencias.

Gestión empresarial de proyectos y obras en el sector de la edificación.

Diseños personalizados y corporativos.

Gestión de obras y mediciones en el ámbito del Diseño de Interiores.

Dirección de Obras en el ámbito del Diseño de Interiores Arquitectónicos.

Controlar y valorar la calidad de los materiales y elementos que intervengan en las obras y en las instalaciones de las mismas.

Realizar valoraciones, peritajes, informes y dictámenes sobre proyectos y realizaciones de obras.

Trabajar para editoriales del sector en departamento de investigación y redacción de artículos relacionados con el Interiorismo.

Print Friendly